El imprescindible cáñamo

El imprescindible cáñamo

Las semillas de cáñamo contienen todos los aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales vitales para una salud óptima. En concreto, la proteína de cáñamo contiene todos los aminoácidos -20 en total- que utilizamos en la construcción de nuestras proteínas, incluyendo los 9 aminoácidos esenciales. Los aminoácidos son los bloques con los que se construyen las proteínas, aunque se conocen muchos más, para las proteínas humanas tan solo se utilizan 20 tipos distintos de “bloques” (aminoácidos), algunos de los cuales podemos fabricar nosotros mismos a partir de otros “bloques”, haciéndoles algunas modificaciones. Los aminoácidos esenciales son aquellos que el cuerpo no puede producir por sí mismo, así que de no obtenerse con la dieta, pondríamos en peligro la síntesis de nuestras proteínas y, por extensión, nuestra salud.

La proteína de cáñamo se compone de globulinas  y de albúmina, ambas de muy fácil digestión.  El 65% de la proteína del cáñamo consiste en la globulina “edestina”.  La palabra “edestina” viene del griego edestos que significa comestible (en inglés: edible). La edestina está considerada por muchos investigadores y científicos como la forma proteica más comestible y fácil de digerir de toda la cadena alimentaria. La edestina es un tipo de globulina vegetal, similar en su composición a las globulinas presentes en la sangre humana. Las globulinas son simples glóbulos proteicos construidos enteramente a partir de aminoácidos. Casi todos los anticuerpos, enzimas, hormonas, moléculas de hemoglobina y fibrinógeno (que se convierte en fibrina, el agente coagulador de sangre) son todas proteínas globulares que pueden ser construidas a partir de edestina. Las globulinas se dividen en 3 tipos: alpha, beta y gamma globulinas. Alpha y beta globulinas son súper-transportadores que llevan proteínas e información de una parte a la otra del cuerpo a través de la sangre. Transportan la materia prima necesaria para crear nuevos tejidos así como para reparar o reemplazar tejidos dañados.

Las Gamma globulinas trabajan en el sistema inmunológico y dan lugar a 5 tipos de anticuerpos llamados inmunoglobulinas. Todas son creadas para combatir específicamente a microbios invasores de células. Estas globulinas son responsables de la inmunidad tanto natural como adquirida que una persona tiene contra microbios desconocidos. Son esenciales para un sistema inmunológico saludable.

Del cáñamo también podemos destacar su aporte de vitamina A,  D y muchas vitaminas B, sodio, calcio, fibra dietética y hierro. Además la semilla de cáñamo tiene un alto contenido de vitamina E (tres veces mas que el lino) en la forma de alfa-, beta-, gamma- y delta-tocopherol y alfa-tocotrienol, lo que lo convierte en una excelente fuente de vitamina E.

Organic Hulled Hemp Seeds

El cáñamo es una de las mejores fuentes naturales de magnesio. El magnesio es uno de los minerales más importantes, responsable de más de 300 reacciones bioquímicas que son esenciales para que el cuerpo funcione correctamente. Desgraciadamente, el 75% de las población en las sociedades occidentales tiene deficiencia de magnesio.  Media taza de semillas de cáñamo contiene 92% del cantidad diaria recomendada de magnesio.

Aproximadamente 47% de cada semilla de cáñamo está compuesto de “grasas saludables”, y del contenido total de grasas, un 80% son ácidos grasos poliinsaturados. Estas semillas constituyen un recurso excepcionalmente rico en dos ácidos grasos esenciales: omega-3 (ácido alfa-linolénico, ALA) y omega-6 (ácido linoleico, AL); con un ratio entre omega-6 y omega-3 entre 2:1 y 3:1, relación que es considerada óptima para la salud humana y aparentemente es el único recurso vegetal que posee dicha relación. Las sociedades occidentales no consumen una adecuada proporción de estos ácidos grasos esenciales, llegando fácilmente a una relación 30:1 o incluso, en Estados Unidos puede llegar a ser de 50: 1. Principalmente debido al excesivo consumo de aceites y grasas vegetales y de alimentos procesados. Estos ratios anormalmente desequilibrados causan inflamación, que conduce al envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas.

El cáñamo es muy fácil de cultivar y no provienen de cultivos modificados genéticamente. La planta de cáñamo se ve muy poco afecta por las plagas por los que se cultiva principalmente sin el uso de pesticidas, herbicidas o fungicidas.

En los años 50, el gobierno de los EEUU prohibió los cultivos de esta semillas dado que era la competencia más fuerte contra su algodón. Algo similar a los que hizo difamando el aceite de coco y el de oliva, para poder introducir el de girasol en Europa. Entre los argumentos esgrimidos estaba el THC, tetrahidrocannabinol, componente químico del cannabis y máximo responsable de los efectos físicos y psicoactivos de este. Si bien es cierto que algunas variedades de cáñamo son ricas en THC, ninguna variedad presenta este compuesto en sus semillas.

Y si quieres saber cómo utilizarlas, próximamente te propondré un pesto de cáñamo que es una delicia.

Con Amor,
Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *