Ensalada de Quinoa y Rúcula en un Tarro

Ensalada de Quinoa y Rúcula en un Tarro

Casi siempre cuando empezamos a cuidarnos más, o al menos, cuando lo intentamos, la conversación que se desarrolla en nuestra cabeza es algo similar a los siguiente: ¿Pero cómo diantres me organizo? No me queda un minuto libre al día y pretendo invertir tiempo en mí. ¿A quién pretendo engañar? No voy a poder conseguirlo, al menos por ahora. Tal vez cuando los niños crezcan un poco, tal vez cuando acabe tal proyecto, tal vez cuando… la lista puede ser tan larga como variopinta 🙁 Pues, ¿sabes qué? Lo puedes conseguir y no hace falta que esperes a que suceda algo más. Solo necesitas organizarte.

 

Y para ayudarte en esa tarea a primera vista difícil -solo a primera vista- de organizarte, AK está preparando una serie de talleres prácticos que te facilitarán las herramientas para que te encajen todas las piezas. Y empezamos en breve con el taller “Tu almuerzo en un tarro”. Es la vuelta de tuerca al tupper tradicional de plástico, que por muchas razones deberías haber erradicado ya de tu vida – si no lo haz hecho aún, tranquilo, este también es un buen momento -. Es una tendencia que lleva años ganando adeptos entre los que buscan cuidarse mejor y alimentarse sin causar estragos ni en su cuerpo, ni en su economía, ni en el medio ambiente. Para que vayas haciendo boca te dejo esta sencilla receta. ¡Qué la disfrutes!

 

Ingredientes para dos tarros:

 

Para la ensalada:
  • 1 taza de zanahorias en trozos pequeños
  • 1 taza de apio cortado en trocitos bien pequeños
  • 1 taza de champiñones picados
  • 60 gramos de queso de cabra (opcional)
  • 1 taza de quinoa cocida
  • 2 tazas de rúcula fresca

 

Para el pesto de espinacas:
  • 1 taza de espinacas frescas
  • 1/4 – 1/2  taza de perejil fresco
  • 1/4 taza de levadura nutricional
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana de fermentación
  • 1/2 cucharadita de sal del Himalaya
  • 1/2 cucharadita de ajo picado
  • Una pizca de pimienta negra
  • 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra

 

Nota: si lo quieres hacer totalmente vegetariano, sustituye el queso de cabra por semillas de cáñamo.

 

Instrucciones:

 

  1. Pon todos los ingredientes del pesto en la jarra de la batidora y mezcla unos minutos hasta que  quede una pasta suave.
  2. Cocina la quinoa unos 15-20 minutos y espera a que se enfríe para montar los tarros.
  3. Pon el pesto en los tarros y añade las zanahorias, el apio y los champiñones.
  4. Añade el queso troceado o las semillas de cáñamo.
  5. Coloca justo encima la quinoa que necesites y encima de esta la rúcula.
  6. Tapa bien y refrigera.

 

Con Amor,
Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *