Cómo sobrevivir a las fiestas

Cómo sobrevivir a las fiestas

Se acercan las fiestas, las compras y las reuniones con amigos y familia. Las fiestas están llenas de alegría en forma de platos típicos, alcohol, dulces de Navidad… Y a ninguno nos apetece cortar con estas tradiciones que nos acercan a lo conocido, al hogar.

Por otro lado, a estas alturas, casi todos tenemos claro que deberíamos cortar nuestro idilio con el consumo de azúcar. No solo contribuye a desequilibrar la balanza en nuestra cruzada particular contra los kilos de más, sino que fomenta la inflamación, la resistencia a la insulina y la necesidad de comer de más y con más frecuencia de la necesaria.

Afortunadamente, existen versiones saludables para todo y prácticamente podríamos elaborar todo lo que nos gusta de una forma nutricionalmente óptima, tan solo haciendo unos pequeños ajustes. Si bien todo se puede hacer, lo que es innegable es que requieren tiempo y, en ocasiones, un poco de práctica. Si tus condiciones de salud lo requieren, esta será tu opción; solo puedo decirte que te encantará disfrutar de la comida que tú mismo te elabores.

Sin embargo, si plantearte elaborar tus polvorones o turrones se te hace un poco inviable, pero no quieres que las Navidades te supongan una cuesta de enero aún más pesada, por los estragos que suelen dejar en la pesa y en tu castigado aparto digestivo, te aconsejo que disfrutes como una loca (o loco) de las fiestas, eligiendo siempre lo menos malo y evitando excederte demasiado. Y para que tu cuerpo y tu barriga se recuperen lo antes posible, sé amable y dales al menos un día de reposo después de algún exceso.

Hay opciones para todos los gustos. Puedes optar por una dieta eminentemente líquida, a base de cremas, caldos, sopas, infusiones, batido y/o licuados. En estos últimos deberías añadir algo de fibra –unas semillas de lino o de chía- para favorecer el tránsito intestinal y la eliminación de desechos.

Otra opción, puede ser sustituir una comida principal por una Bebida de Reemplazo o de Sustitución. Que dicho sea de paso, y sin que tenga que ver con las fiestas, es el último grito en Silicon Valley. Allí se ha popularizado una bebida comercial vegetariana sin lactosa, que contiene todos los nutrientes necesarios para sustituir una comida y equivale a la 1/5 parte de las necesidades nutricionales diarias. La idea en realidad no es nueva, se trata de un re-make de los archiconocidos batidos para adelgazar con los que sustituir una comida. Lo que han hecho es adaptarlo con nuevos ingredientes y desde una perspectiva más saludable.

En realidad, es mucho mejor que te elabores tu propio batido, así sabrás qué ingredientes lleva, lo podrás adaptar a tu gusto y estará recién hecho. Es tan fácil como poner todos los ingredientes en el vaso de tu batidora y mezclar a máxima velocidad unos 30 segundos. Después solo tienes que dejar que la abundancia de la comida de verdad nutra tu cuerpo, tu mente y tu alma.

Te dejo aquí tres recetas para que puedas preparar tus batidos de sustitución. Ninguno tiene lácteos, ni gluten ni soja, ni trigo. Todos son saludables, veganos y con bajos niveles de azúcar; además contienen todos los nutrientes necesarios para sustituir una comida y energía suficiente para que llegues a tu siguiente comida con comodidad.

 

BATIDO DE FRUTOS DEL BOSQUE

receta-de-batido-de-arandanos

Ingredientes:

  • 1 cucharada de proteína de guisante
  • ½ aguacate
  • ½ taza de anacardos (si los remojas durante la noche te quedará más cremoso)
  • 1 taza de frutos rojos congelados
  • 2 tazas de espinaca
  • 3 tazas de agua
  • 1 puñado grande de hielo (opcional)

 

BATIDO VERDE SUPERFOOD

batido-verde

Ingredientes:

  • 1 cucharada de proteína de guisante
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 2 tazas de acelgas
  • 1 tallo de apio
  • 1 cucharadita de espirulina
  • 1 cucharada de semillas de calabaza
  • 1 manzana ecológica sin piel
  • 1 zanahoria sin piel
  • ½ taza de mango, fresco o congelado
  • 3 tazas de agua
  • 1 puñado grande de hielo (opcional)

 

BATIDO DE CHOCOLATE

chocolate-pudding

Ingredientes:

  • 1 cucharada de proteína de guisante
  • 1 cucharadita de cacao crudo
  • 3 cucharadas de mantequilla de almendras
  • 1 plátano
  • ¼ de taza de copos de avena sin gluten
  • 1 pizca de pimienta de Cayena
  • 3 tazas de agua
  • 1 puñado grande de hielo (opcional)

 

Con Amor,
Natalia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *