Licuado de remolacha: mima tu hígado

Licuado de remolacha: mima tu hígado

 

El hígado es el principal órgano desintoxicante. Este asombroso órgano trabaja duro, junto a los riñones, la piel, los intestinos y los pulmones, para mantener el cuerpo libre de toxinas y, por lo tanto, saludable, joven y lleno de vitalidad. Sin embargo, aunque lo pudiera parecer, no es un órgano con “súper-poderes” y puede verse superado por las circunstancias de vez en cuando (como cualquiera de nosotros 😉 , bien dicen eso de “como es arriba, es abajo”). Este desbordamiento hepático puede ser consecuencia de la dieta, del estrés, del nivel de actividad, del medio ambiente que nos rodea, etc. O lo que es aún más común, de varios de estos factores juntos. Cuando se produce una sobrecarga de toxinas que el hígado es incapaz de manejar, estas sustancias se almacenan dentro de diversos tejidos corporales, provocando una disminución de la calidad de vida.

images

Licuados para el camino hacia la salud plena

Mimar nuestro hígado es una forma de mimarnos a nosotros mismos, dado que favorecer la limpieza hepática favorecerá los mecanismos de desintoxicación naturales del cuerpo, los mismos que te mantienen sano y vigoroso. Los licuados son una poderosa manera de apoyar la limpieza hepática, sin comprometer el proceso de curación natural del cuerpo. Esto se debe en gran medida a que permiten que no se tenga que gastar energía en digerir los alimentos, a la vez que se aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, que brindan su apoyo durante el complejo proceso de la desintoxicación, lo que en ocasiones llamamos DETOX, para abreviar.

Licuado Lyl (Love Your Liver)

Este licuado es un potente cóctel de vegetales que miman tu hígado, favoreciendo el proceso de limpieza:

Ingredientes (ecológicos por supuesto, 😉 )

  • 3 zanahorias grandes (sin piel)
  • 1 remolacha pequeña (sin piel)
  • 2 manzanas rojas
  • 6 hojas de Kale rizada (las puedes sustituir por espinacas)
  • 1 trocito de raíz de jengibre (generoso)
  • ½ limón (sin piel)

Instrucciones:

Pasa todos los ingredientes por la licuadora. Si no tienes una extractora -que sería lo ideal-  o licuadora, prepara un batido añadiendo una o dos tazas de agua; puedes colarlo o no.

Obtendrás de dos a cuatro raciones, por ello guárdalo en un tarro de cristal en la nevera.

¿Por qué estos ingredientes?

He aquí una breve descripción de por qué se considera que estos alimentos son ideales para mimar al hígado en su impagable tarea de mantener nuestro hogar limpio y confortable.

img_8357

Remolachas y zanahorias

Las remolachas y zanahorias son vegetales con un contenido extremadamente alto en flavonoides y beta-carotenos (pro-vitamina A). Consumir estos ingredientes, junto con otros alimentos vegetales que contienen nutrientes similares, puede ayudar a estimular y mejorar la función del hígado en general.

Manzanas

Las manzanas contienen una importante cantidad de fibra. Además de la celulosa (el tipo más común de fibra, que se une el agua y aumenta la masa fecal), la manzana también es rica en pectina – un tipo muy especial de fibra con propiedades de desintoxicación muy excepcionales-. A diferencia de la celulosa, la pectina no se une agua, sino que es soluble en agua. Y aunque no aumenta el volumen fecal, parece ser una sustancia excelente para disminuir el colesterol. También puede ayudar a eliminar los ácidos biliares de los intestinos, provocando un corto circuito en el desarrollo del cáncer de colon y los cálculos biliares. También es útil como agente quelante natural (de unión), facilitando la eliminación de los metales pesados ​​no deseados del cuerpo. En resumen, la pectina de la manzana facilita el manejo de la carga tóxica del hígado en el proceso de desintoxicación corporal.

manzana-roja-hierba-170415

Col rizada Kale

Uno de nuestros más poderosos aliados en la limpieza del hígado son las verduras de hoja verde, en general, y la col rizada (Kale), en particular. Los greens se pueden consumir crudos (enteros, licuados, batidos, patés…) o cocidos. No obstante, si quieres aprovechar el inmenso poder de la clorofila, te aconsejo que aumentes tu consumo de verdes crudos. De esta manera aprovecharás su capacidad para absorber las toxinas que han llegado a tu torrente sanguíneo. Todas las verduras de hoja verde tienen la capacidad –aunque en diferente medida- de neutralizar los metales tóxicos, los productos químicos y los pesticidas. Así pues, los greens ofrecen un poderoso mecanismo de protección para el hígado.

jengibre

Jengibre

El jengibre se ha utilizado desde la antigüedad para la flatulencia, el estreñimiento, la hinchazón abdominal y otros problemas digestivos. Además de estos efectos gastro-protectores, los investigadores han descubierto que el jengibre puede ser eficaz para las úlceras relacionadas con el estrés. Así mismo, el jengibre destaca por ser un potente antioxidante y anti-inflamatorio, así como por su actividad analgésica, anti-microbiana y anti-pirética.

Limones

Los cítricos, como el limón, contienen altas cantidades de vitamina C, la cual ayuda a las enzimas hepáticas, que transforman los materiales tóxicos en sustancias más polares e hidrosolubles, para que puedan ser –tras su conjugación- eliminados del organismo. Beber jugo de limón o de lima recién exprimido por la mañana ayuda a estimular el hígado.

Un extra de amor por tu hígado

Para los que quieran apoyar aún más su función hepática os sugiero que acompañemos este licuado con dos o tres nueces de Brasil como fuente de selenio y un puñado de semillas de calabaza como fuente de cinc, dos minerales esenciales para el buen funcionamiento de la detoxificación hepática.

nuez_de_brasil_0

Como apunte final me gustaría remarcar que no es recomendable excederse en la cantidad de remolacha que se consume, así que intenta que esta no supere el 5% de tu licuado.

1437345480157

Con Amor,
Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *